Aros de sujetador en la lavadora

No es un secreto la cantidad de problemas que puede tener una lavadora cuando una pieza dura se suelta dentro del tambor durante el ciclo de lavado, y más cuando hablamos de los aros de sujetador, lo cual es más común de lo que pensamos.

Si tienes suerte, encontrarás este aro dentro del tambor y los daños causados serán menores, por el contrario y más normal, si se cuela por los agujeros del tambor se quedara atrapado en el espacio situado entre el tambor y la cuba lo cual lo hace mucho más peligroso y dañino. Puede irse por los tubos de desagüe que son de plástico y rajarlos, o puede desgarrar la ropa de futuras lavadoras, e incluso tañar la cuba o alguna junta provocando fugas y pérdidas de agua que podrán ocasionar daños no solo a su electrodoméstico sino también a los muebles o aparatos colindantes.

Lo ideal sería que los sujetadores se lavasen a mano ya que generalmente estos tejidos suelen ser más delicados y además los aros metálicos podrían dañar el resto de la ropa durante el lavado o utilizar una bolsa de lavado para prendas delicadas.

Situándonos en un escenario desfavorable donde el aro se haya partido y desaparecido una mitad, seguiremos los siguientes pasos:

  1. Miraremos dentro del tambor por si estuviera a la vista, también revisaremos la goma de la lavadora por si estuviera entre lo dobleces o ésta se hubiera rasgado o pinchado.
  2. Si no ha encontrado el objeto aún, comprobaremos el tubo del sumidero. Desconecta la lavadora de la corriente y quita el panel posterior a la misma. El sumidero es el tubo negro que va desde el fondo de la cuba hasta la bomba de desagüe. Desconéctalo con cuidado y vierte el contenido en un cubo para observar si cae el trozo de aro. Si no está ahí, con cuitado, mete el dedo por el agujero del desagüe de la cuba y palpa ya que debería estar por ahí cerca, posiblemente debajo de la resistencia.
  3. Si aun así no lo encuentras, intenta agitar con cuidado y de un lado a otro la lavadora para ver si cae por el hueco del sumidero

Si continuas sin dar con el trozo del aro, mucho me temo, que es el momento de llamar a un técnico que desmonte la lavadora.

Esperamos que siguiendo los pasos anteriores hayas encontrado la pieza metálica y no se hayan causado daños a su electrodoméstico, si por el contrario ha encontrado alguna pieza dañada, pásate por nuestra tienda online, eRepuestos.es, y ahorra tiempo y dinero reparando fácilmente tú mismo tu lavadora.

Más artículos interesantes

2 de comentarios

    Pingback

    10 consejos para su lavadora - Blog eRepuestos
    Pingback

    6 cosas que no deberías meter nunca en la secadora - Blog eRepuestos

Deja un comentario